Cuando el caos se apodera de tu negocio

El año se acaba y el nuevo año está a la vuelta de las esquina. ¿Qué balance haces de este
año?¿Cómo ha ido tu facturación?¿Has cumplido con tus objetivos o podrías haberlo hecho
mejor?¿Qué podrías haber hecho para tener mejores resultados? Aquí te dejo estas
preguntas de reflexión para que te vayas respondiendo.


Pocas veces nos paramos a hacernos estas preguntas y es un trabajo de introspección muy
potente y necesario. Seguramente una de tus respuestas sea reducir costes innecesarios o
cómo se podrían optimizar estos gastos. Debe haber alguna forma de hacerlo ¿no?


LA CLAVE ESTÁ EN EVITAR EL CAOS, MANTENIENDO EL ORDEN Y CONTROL


Ante tanto ajetreo del día a día, como pequeño empresario, te ves todo el día apagando fuegos sin tiempo para sentarte a poner todo en orden e ir controlando. Muchas veces de forma inconsciente lo evitamos, porque no nos gusta, nos parece difícil o incluso nos da miedo afrontar determinadas realidades.

En definitiva, nuestros números y revisar procesos es lo que dejamos para lo último,
mientras curiosamente sí que invertimos tiempo en otras cosas menos prioritarias. Aquí la clave está en llevar un control de entradas y salidas de caja, costes, márgenes, precio medio de venta, unidades vendidas, facturación mensual, etc.

Si, hay que sentarse a revisar periódicamente, si no entramos en un bucle de descontrol que ya no sabemos por donde entra o donde se nos va. No queremos eso, queremos dormir tranquilos.


¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE NO LLEVAR TU NEGOCIO A RAYA?

  • Gastamos más de lo que tenemos: Empezamos nuestro negocio con toda la ilusión del mundo y queremos equipar nuestra oficina a la última. Un local bonito, muebles, ordenadores a la última, etc. Invertimos sin saber si lo podremos cubrir.

  • Problemas de tesorería: En muchos casos la empresa funciona bien, pero no tenemos en cuenta el tiempo que tardan algunos clientes en pagarnos, el margen de tiempo que nos dan los proveedores para pagarles y este simple detalle puede crearnos problemas de liquidez para el día a día, repito, aunque la empresa vaya bien.

  • Mala gestión de tus finanzas: Lo mejor es ir invirtiendo en mejoras para tu empresa poco a poco en base a como vaya su funcionamiento. De lo contrario tendremos que ir pidiendo préstamos para poder ir pagando este tipo de gastos o incluso para poder seguir generando productos. Es por esto que es tan importante tener un plan financiero y poder prevenir este tipo de cosas.

  • Encontrar la estabilidad: Algo tan deseado por muchos. Queremos dormir tranquilos y satisfechos. Si tienes Altos gastos variables y unos costes fijos que te cuesta mucho de cubrir, vas a necesitar vender muchos más y mejor, y cuidado, porque igual está por encima de tus posibilidades. Pero estás de suerte porque en esto y todo lo anterior te puedo ayudar. Estás a solo un paso de mi, escríbeme, te espero al otro lado de la pantalla.

Si te encuentras en esta situación puedes ponerte en contacto conmigo AQUÍ, estaré encantado de ayudarte. Si te ha servido de ayuda o crees que le puede ayudar a alguien de tu entorno, por favor no dudes en compartirlo para llegar a más personas que lo puedan necesitar.

Nos vemos en las redes > Linkedin e Instagram.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies